Descripción de innovaciones

 

A continuación, encontrarás las fichas que describen las innovaciones pedagógicas que se llevaron a cabo en la carrera de Psicopedagogía durante el segundo semestre de 2021 en el marco del proyecto FIPPA-IPD:

 

Psicopedagografías, por Pamela Araya

Esta práctica busca que los alumnos y las alumnas de segundo año de la carrera de Psicopedagogía reconozcan su propia identidad profesional y su propio rol psicopedagógico. Para conseguir este objetivo, se les solicita a los alumnos y a las alumnas que creen infografías colaborativas junto a un compañero o una compañera. Se les pide que en estas infografías muestren cómo se ven a sí mismos y a sí mismas desde un punto de vista personal y profesional. Al finalizar, se le solicita a cada par de estudiantes que presente su infografía al resto de sus compañeros y compañeras.

La práctica tiene una duración de cuatro sesiones, distribuidas en cuatro semanas. En la primera sesión, el docente o la docente se encarga de explicar el sentido de la asignatura en su conjunto y, además, la organización y el sentido de la práctica innovadora. También entrega a sus estudiantes las instrucciones para el trabajo autónomo programado para la segunda sesión, incluyendo una serie de preguntas orientadoras. En la segunda sesión, cada pareja trabaja de manera autónoma elaborando un texto que intenta dar respuesta a las interrogantes planteadas en la primera sesión. En la tercera semana, cada pareja presenta sus reflexiones a la docente o el docente, quien les brinda ayudas para identificar aquello que es relevante desde el punto de vista identitario, de aquello que no lo es. Finalmente, en la cuarta semana cada pareja presenta su infografía al resto, explicando sus decisiones.

A continuación, puedes ver una ficha gráfica de esta innovación:

 

 

Manifiesto Psicopedagógico, por Makarena Norambuena

Esta innovación busca promover la construcción de significados por parte del alumnado de tercer año de la carrera de Psicopedagogía en lo que respecta a su propio ser como psicopedagogas/os, es decir, en lo que respecta a su identidad profesional. Más específicamente, esta innovación busca que cada alumna y cada alumno se vuelva cada vez más consciente sobre quién es, qué sabe hacer, lo que puede hacer y en qué ámbitos se desenvuelve. Para conseguirlo, se les solicita a los estudiantes que participen en una serie de actividades orientadas a la preparación de un “manifiesto psicopedagógico”. El manifiesto se construye en base a tres preguntas iniciales que cada estudiante debe responder. Las preguntas son: (i) “¿cómo me defino y qué proyecciones tengo para el momento de egresar?”; (ii) “¿Qué me falta o qué me gustaría desarrollar?”; y (iii) “¿cómo me ven mis pares?”. Además, el manifiesto se lleva a cabo en un formato libre, es decir, sin una pauta o una rúbrica. De esta forma, se busca promover al mismo tiempo la creatividad del alumnado.

Esta práctica innovadora tiene una duración de seis sesiones. En la primera sesión, la docente explica el sentido de la asignatura en su conjunto, la organización y el sentido de la práctica innovadora y, finalmente, también muestra las tres preguntas sobre las que se debe reflexionar. En la segunda sesión, el alumnado presenta sus respuestas a las tres preguntas con apoyo de tecnología. Posteriormente, la profesora explica algunos conceptos clave y pone a disposición de la clase las directrices para la elaboración del manifiesto. En la tercera sesión, la docente explica sus expectativas sobre la elaboración del manifiesto y se da inicio al trabajo autónomo por parte del alumnado. En la cuarta sesión, se realiza el proceso de retroalimentación para cada manifiesto. Para finalizar, en la quinta y sexta sesión el alumnado expone sus manifiestos.

A continuación, puedes ver una ficha gráfica de esta innovación:

 

 

Emodiálogos psicopedagógicos, por Daniela Ortega

Esta innovación busca que el alumnado enriquezca, profundice y conecte sus experiencias subjetivas de aprendizaje con otras a través del diálogo centrado en las emociones. Más concretamente, a través del uso de ciertas estrategias dialógicas la profesora les brinda a sus estudiantes oportunidades y recursos para que puedan hacer conscientes aspectos relevantes de sus experiencias subjetivas de aprendizaje y, de esta manera, puedan profundizarlas, enriquecerlas y conectarlas con otras experiencias.

La práctica innovadora consiste en cuatro sesiones orientadas al diálogo libre sobre experiencias vividas y sobre emociones. Las sesiones no tienen una secuencia explícita. Por el contrario, en cada sesión la profesora ofrece a sus estudiantes diferentes tipos de artefactos culturales (e.g. frases famosas, imágenes, definiciones, etc.) con la intención de motivarles a relatar sus experiencias subjetivas de aprendizaje. A medida que los estudiantes y las estudiantes relatan sus experiencias, la profesora utiliza mecanismos discursivos de diferente naturaleza para que puedan profundizar en éstas, enriquecerlas o conectarlas con otras.

A continuación, puedes ver una ficha gráfica de esta innovación:

 

 

Juntas aprendemos, por Makarena Norambuena

Esta innovación busca la elaboración colaborativa de un documento que caracteriza el perfil de un psicopedagogo o psicopedagoga. Para conseguirlo, los estudiantes se organizan en grupos de aproximadamente cuatro estudiantes y establecen el contacto con un psicopedagogo o una psicopedagoga. Cada grupo realiza una presentación en formato libre en la que expone las características relevantes del profesional o la profesional, su contexto laboral y las funciones que desempeña. Al finalizar, el alumnado debe entregar un documento de carácter colectivo en el que se sintetice la información mencionada. Durante toda la secuencia de actividades se orquestan actividades de naturaleza reflexiva donde los estudiantes y las estudiantes descubren e intentan comprender los diferentes contextos y acciones que puede desempeñar un psicopedagogo o una psicopedagoga.

Esta innovación tiene una duración de cinco clases, distribuidas en cinco semanas. En la primera sesión, se explica la finalidad que tiene el desarrollo colectivo del documento, además de compartir y explicar la estructura que tendrá y los aspectos a tener en cuenta. En la segunda sesión, se retroalimenta a cada grupo respecto al avance en la elaboración del documento y la presentación. Tanto la tercera como la cuarta sesión involucran la presentación de los grupos y la reflexión colectiva en torno al rol psicopedagógico y a la diversidad de contextos y funciones de este tipo de profesionales. Finalmente, la quinta y última sesión se reflexiona sobre el producto desarrollado y se enfatiza en la importancia que tiene la construcción del rol psicopedagógico durante la formación.

A continuación, puedes ver una ficha gráfica de esta innovación: